Conocimiento para la transición ecológica y la calidad democrática

Por qué no nos movilizamos contra la guerra

El silencio frente a la barbarie puede explicarse por la inseguridad económica, así como en la falta de reflejos en parte de la izquierda para articular un discurso propio

La ausencia de una movilización social contundente en España contra la guerra en Ucrania ha llamado la atención de activistas y analistas, y plantea incógnitas que flotan en el ambiente. Entre otras cosas, porque es algo que no encaja en los patrones habituales. En España somos muy dados a salir a la calle de forma masiva para mostrar nuestro rechazo a lo que nos indigna. Las manifestaciones contra la guerra de Irak, el 15-M o los últimos 8 de marzo son una prueba de ello. Cosa distinta es que tales movilizaciones cristalicen luego en mayor asociacionismo o más implicación ciudadana, pero ese es otro debate.

Si bien en diferentes ciudades españolas se han celebrado concentraciones mostrando el rechazo a la guerra, han sido siempre de carácter reducido, en muchos casos convocadas por los propios ucranios que residen en nuestro país y por asociaciones de solidaridad; pero muy alejadas de las grandes movilizaciones que se han podido ver en Ámsterdam, Berlín, o Londres, entre otras. ¿Por qué aquí no ha sido así? Sigue leyendo en elpais.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puede que te interese

Calidad Democrática

El desafío de 2021 no es (solo) la pandemia

La respuesta a la crisis sanitaria, la crisis económica y la gestión de los fondos europeos se verá comprometida si no se recupera la confianza de la ciudadanía en las

Transición Ecológica

‘Filomena’, una cara más del cambio climático

Se tiende a asociar el cambio climático con las olas de calor, olvidando que también provoca una sucesión de fenómenos meteorológicos extremos de características distintas Hace ahora dos años, ante

Artículo de opión de Cristina Monje en Infolibre
Calidad Democrática

El trumpismo contra Trump

El próximo miércoles 20 de enero Joe Biden tomará posesión como presidente de los Estados Unidos y Trump abandonará la Casa Blanca. Mucho se está escribiendo sobre la supervivencia del